Escudo del Foro

 Foro de Seguridad

  Foro de Profesionales Latinoamericanos de Seguridad

< Anterior

Siguiente >.

  

  InicioArtículos > Disciplinas > 4093

 

 

 Inicio 

 El Foro

 Noticias

 Capacitación

 Biblioteca

 Eventos

 Instituciones

 

 Site Map

 Contacto

El desafío de mejorar la Seguridad Pública

La Seguridad Pública es responsabilidad de profesionales y requiere un meticuloso planeamiento previo

Por Oscar Martínez Medina




Los ciudadanos nos preocupamos por la inseguridad, reacción lógica ante situaciones violentas que muestran delitos y crímenes que se cometen a diario y los medios nos muestran en toda su crudeza: “Ya no hay seguridad...”, “En este país la seguridad no existe…”, son quejas reiteradas de los ciudadanos.

 
“Más policías a la calle”, “…que vengan los Gendarmes a reforzar…”, son los reclamos ante los males que trae la delincuencia violenta, despreciativa del valor de la vida humana, muchas veces con medios tecnológicos, recursos y organización que asombran.
 

 

La importancia de la Seguridad Pública


La suprema importancia de la Seguridad Pública no se niega en ningún ámbito.
Es responsabilidad del Gobierno del Estado; busca evitar las alteraciones al orden social, tiende a la convivencia armónica entre los ciudadanos y al respeto de los derechos individuales.

Se coincide en aceptar que la Seguridad Pública es un Servicio y su objetivo, ampliamente comprendido, es mantener el orden público, proteger la integridad física de las personas y sus bienes, prevenir la comisión de delitos e infracciones a las leyes y reglamentaciones, colaborar en la investigación y persecución de los delitos, delincuentes e infractores, auxiliar a la población en casos de siniestros y desastres.Este es el punto de partida de nuestra reflexión hoy, sabemos de lo que estamos hablando cuando enunciamos “Seguridad Pública”.

Cuando nos dedicamos a abordar este tema, complejo y complicado a la vez, debemos comprender dos aspectos relevantes:

En primer lugar, la Seguridad Pública es responsabilidad de profesionales y no para improvisados.
Cuando nos referimos a profesionales, no estamos diciendo “uniformados” (policías o militares en actividad o retirados, etc.). Nos referimos a personas formadas, primero en Administración del Estado y luego en Educación Superior para la Seguridad, con fundamentos y metodología científica de nivel universitario.

En segundo lugar, no se pueden encarar soluciones para los problemas inherentes a la Seguridad Pública sin un meticuloso planeamiento previo. Debido a esto es que mencionamos antes la necesidad de profesionales. Es que es el debido planeamiento el que evitará decisiones extremas y de excepción.

Un adecuado tratamiento de la Seguridad Publica permitirá fijar un Objetivo General para la Administración, que será seguramente perdurable en el tiempo, porque es tan importante que cualquiera sea el Gobierno en funciones, aquél permanecerá en el mismo lugar de Jerarquía.

De ese Objetivo General se desprenderán las Políticas (grandes líneas de acción), seleccionadas por las autoridades del área, luego los Objetivos Secundarios y los respectivos Planes y Programas para alcanzarlos.

El Servicio de Policía en la Seguridad Pública


Este es un aspecto sumamente importante y complejo. Comprende tanto al ejercicio del Poder de Policía de la Administración (Gobierno de la ciudad, provincia, etc.), como al de la Fuerza Pública uniformada y armada, para la prevención e investigación de los delitos, crímenes e infracciones a la ley penal.

El Poder de Policía tiende al cumplimiento de las reglamentaciones para la buena convivencia y a la normativa de regulación de las distintas actividades (especialmente comerciales, de edificación, de uso de las instalaciones, etc.).

Aquí la preparación como la ejecución de las tareas de los cuerpos de inspectores de la Administración Pública, constituyen la piedra angular para la realización de un servicio eficaz.
Normalmente criticado, cuando no odiado, el cuerpo de inspectores fiscaliza las acciones de los individuos aplicando la normativa de regulación producida por los cuerpos legislativos que los mismos ciudadanos eligieron como sus representantes.

Lo fundamental en éste ámbito es la Formación Técnica y la Ética del Funcionario encargado de aplicar la normativa. En segundo término y a favor de la mejor convivencia, una disciplina ciudadana dirigida al cumplimiento de la norma.

La Fuerza Pública o Policía Uniformada tiene la grave responsabilidad de velar por la seguridad física de las personas y de los bienes. Entonces la Prevención como modo de acción o como Política, cobra el papel preponderante. Igualmente la eficaz Investigación de los delitos y crímenes permite contrarrestar la tan criticada sensación de inseguridad.

Nuevamente tenemos que reiterar lo que es lógico en el funcionario policial y se trata nada más ni nada menos que de su Formación Profesional. Están aquí involucrados asuntos tales como: El conocimiento de la ley, el respeto por los derechos y garantías individuales, la ética y moral policial, el régimen procedimental, la organización del servicio, tanto como las relaciones y coordinación con los funcionarios judiciales.

Luego, en la realización diaria del Servicio, ya no solo cuenta lo anterior sino que se suma la relevancia los medios asignados. Deben ser dotados con el equipamiento que corresponde. Uniformes, armas, medios de comunicaciones, movilidad; adquieren importancia y no deben descuidarse.

El acceso a la tecnología aporta la ayuda necesaria para optimizar los Servicios de Policía. Es por ello que los presupuestos que se definan preverán la adquisición de los medios técnicos modernos para ser usados en las tareas preventivas como para las investigaciones. En resumen visualizamos esencialmente a la calidad del servicio policial.

Finalmente, merece destacarse que el aspecto humano de la función es descollante dentro del cumplimiento del Servicio de Policía. Una adecuada relación ciudadano-policía o policía-vecino, ayuda significativamente en la calidad del servicio. Se puede verificar este aspecto cuando encontramos ciudadanos o vecinos que entre sus expresiones mencionan juicios como “nuestra comisaría” o “nuestros policías”, referencia indiscutible de que el Policía tiene relación de pertenencia y que la Institución es respetada.



 

Oscar Martínez Medina es experto argentino en seguridad. Gracias!

 

Usted está en http://www.forodeseguridad.com/artic/discipl/4093.htm

Incorpórese a este Foro profesional •  Capacítese en seguridad  •  Reciba gratis nuestro Boletín